Actividades para ayudarle a sostener, colocar y jugar con su bebe

Tummy Time (Consejos de Reposicionamiento): ofrece a los padres recomendaciones para que, siempre que esté supervisado, el bebé pase el máximo de tiempo colocado sobre el estómago durante el día. Estas recomendaciones incluyen sugerencias sobre como posicionar al bebé en las distintas actividades que desarrolla a lo largo del día (tiempo de juego, alimentación, cambio de pañal,…). Al incrementar el tiempo que el recién nacido pasa boca abajo, se consigue lo consiguiente:

  • Mejora en el desarrollo de los músculos del cuello y del hombro.
  • Prevenir la rigidez de los músculos del cuello y la aparición de zonas planas en la parte posterior del cráneo.
  • Desarrollo muscular necesario para que el bebé adquiera la capacidad de darse la vuelta, sentarse y gatear por sí mismo.

¿Por qué los bebés necesitan pasar tiempo boca abajo?

A comienzos de los años 90, la Asociación Americana de Pediatría dictó una serie de recomendaciones conocidas como “Back to Sleeep Program”, que redujeron en un 40% el número de muertes ocasionadas por el Síndrome de la Muerte Súbita en Lactantes. Esta exitosa reducción se logró gracias a la concienciación inculcada a los padres, acerca de la conveniencia de hacer dormir boca arriba a los recién nacidos. Por esta misma época, se popularizaron unas sillas de doble uso, transporte y asiento de seguridad en el automóvil. De este modo al aumentar el tiempo que los recién nacidos pasaban ubicados boca arriba, aumentó la probabilidad de que éstos desarrollasen aplanamientos en la parte occipital del cráneo.

La Plagiocefalia se identifica por la presencia de un aplanamiento en la parte posterior de la cabeza, pudiendo en ocasiones desarrollarse al mismo tiempo un abultamiento en la frente. En ocasiones este aplanamiento puede llegar a agravarse por la existencia de tortícolis, la cual tiene lugar cuando se agarrotan o debilitan uno o varios músculos del cuello, dando lugar a una inclinación de la cabeza. Por otro lado, si el recién nacido descansa siempre con la cabeza hacia el mismo lado, la fibras de los músculos de ese lado se pueden llegar a acortar.

Es muy importante que el bebé duerma boca arriba, sin embargo también es importante que pase tiempo ubicado sobre el estómago, siempre que esté supervisado, alternado constantemente las posturas durante el día.
Las recomendaciones que proporciona Tummy Time incrementan el contacto afectivo con el recién nacido, con los consiguientes beneficios tanto para usted como para el bebé. Es recomendable transmitir estas recomendaciones a los miembros de su familia así como a todos los que intervienen en su cuidado, de forma que se convierta en una parte de la rutina diaria del recién nacido.

Tummy Time es:

  • Cualquier actividad que evite que el recién nacido permanezca acostado permanentemente en la misma posición.
  • Momentos en los que usted sostenga, cambie la posición o juegue con él, estando éste boca abajo.
  • Beneficios para recién nacidos de todas las edades.
  • Fácil y divertido.
  • Adaptable, pudiendo alterarse a medida que el bebé crezca y se fortalezca.
  • Supervisión: siempre que el bebé esté boca abajo debe estar vigilado.
  • Una excelente oportunidad para incrementar los lazos de unión con su bebé.
  • Más agradable si se ameniza con música o si atrae el interés del recién nacido con juguetes para que juegue con ellos.

¿Cómo sostener al bebé?

  1. A horcadas, alternando el lado del que se le sostiene para animarle a que gire la cabeza y se balancee en ambas direcciones.
  2. Apoyando cuidadosamente su cabeza sobre el hombro. Al cambiar de hombro, usted le animará a voltear su cabeza hacia ambos lados. A medida que este se fortalezca y adquiera más control de la cabeza y del tronco, este necesitará menos apoyo.
  3. Sostener al recién nacido de tal modo que este quede mirando al frente, con la espalda pegada a usted, centrando con mucho cuidado su cabeza.
  4. Boca abajo, con su brazo por debajo del pecho. A los bebés más pequeños es necesario sostenerle la cabeza y el pecho, sin embargo a medida que crece y se fortalece, esto será menos necesario.
  5. A medida que el recién nacido se fortalezca, usted podrá jugar al avión con él, haciendo como si este fuera volando mientras lo sostiene.
  6. De espaldas a usted, animándolo a que vea lo que sucede a su alrededor y gire la cabeza.
  7. De espaldas a usted, sobre el lado izquierdo y derecho alternando.

Posiciones para Jugar

  1. Estando usted acostado(a) boca arriba, coloque al bebé sobre su pecho, de tal modo que este queda dándole la cara, lo que le alentará a levantar la cabeza y mirar a su alrededor. Cuidadosamente gire su cabeza a ambos lados. A medida que el bebé crezca necesitará menos apoyo, hasta que pueda mantener la cabeza en el centro pudiendo erguirse apoyándose en sus propios brazos.
  2. Coloque una almohada, toalla o cojín bajo el pecho del recién nacido, para de ese modo ayudarlo a levantarse y centrar su cabeza.
  3. Jugando en el suelo con el bebé, colocando juguetes a ambos lados para animarlo a girar la cabeza y motivarle a usar sus manos. Las actividades de juego realizadas con el recién nacido favorecen la interacción y socialización con los padres y demás miembros de la familia.
  4. Colocando al recién nacido sobre sus piernas, de tal modo que al levantar una pierna más que la otra, facilite que el bebé levante la cabeza.
  5. Sentándose en el suelo con el recién nacido, alternando la posición de los juguetes del centro a los lados.

¿Cómo Vestirlo y Bañarlo?

Mientras baña y viste a su bebé, también puede poner en práctica las medidas Tummy Time, de este modo se incrementa el tiempo que el bebé tiene para estar boca abajo:

  1. Después del baño puede secar al recién nacido boca abajo, al vestirle déle la vuelta de un lado hacia el otro con suavidad.
  2. Dando masajes de los pies a la cabeza después del cambio de pañal o del baño.

Corrección de Posiciones

  1. Corrija la posición del recién nacido de manera que este le mire con su cabeza centrada y no de lado, colocando al bebé sobre sus piernas frente a usted. Si fuese necesario puede cantarle, atraerle la atención con la mirada y centrarle la cabeza. Estimule el equilibrio del bebé hacia ambos lados, de este modo el bebé tratará de centrar su cuerpo.
  2. Si su asiento de seguridad para el coche dispone de soporte curvo para la cabeza, céntrele la cabeza en dicho soporte. En caso de que el asiento no disponga de soporte curvo, la Asociación Americana de Pediatría recomienda el uso de cojines o toallas enrolladas a los lados de la cabeza, de este modo tanto el cuerpo como la cabeza se mantienen centrados impidiendo que el recién nacido incline la cabeza hacia a los lados. Nunca coloque nada debajo o detrás del recién nacido mientras esté sentado en el asiento de seguridad del automóvil. Se pueden  adquirir soportes para la cabeza, para cochecitos, carries y sillitas, pero nunca para el asiento del automóvil.
  3. Mientras que el bebé este ubicado boca arriba o boca abajo, puede colocarle juguetes que atraigan su interés a ambos lados, para motivarle a girar la cabeza en ambas direcciones. Cambie el lado en el que el bebé se acuesta si este muestra preferencia por un lado en particular.