Osteopatía Visceral

Cada estructura visceral está recubierta de fascia e interconectada con las restantes.

Posee la cualidad de moverse y, por tanto, también es susceptible de quedar restringida en su movilidad, lo que crea perturbación en el equilibrio fisiológico del organismo y una alteración del estado de salud del paciente. Por ello, el osteópata a través de una serie de técnicas manuales, consigue restaurar la correcta movilidad e la víscera afectada trabajando la flexibilización del tejido fascial que lo envuelve, elongando los ligamentos, liberando las fijaciones de las zonas relacionadas de cada víscera. Una afectación de origen visceral tiene repercusión en la estructura músculo-esquelética relacionada con la misma. Es una herramienta muy eficaz en problemas digestivos, gastritis, estreñimiento, entre otras muchas apliaciones. Así como tiene enorme importancia para realizar un tratamiento completo de la disfunción estructural

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿podemos ayudarte?